Relajación

En terapia se pueden emplear técnicas exclusivamente para producir una relajación física y/o psicológica, con el fin de cuidar, proteger y conservar sana nuestra mente y nuestro cuerpo, a través de ejercicios de visualización, meditación guiada, etc., sin que tenga que emplearse necesariamente la Hipnosis o ciertas técnicas de sanación energética.